Hay veces que pensamos que el día debería tener muchas más horas, no podemos hacer todo lo que queremos y nos agobiamos, sin darnos cuenta de que lo mejor sería saber gestionar bien nuestro tiempo. 

El tiempo pertenece al que sabe utilizarlo, Cuando nos sentimos desbordados de trabajo o cosas por hacer, la solución no es tener más horas, para hacer más cosas, más estudio, más trabajo, la solución es algo más complicada, primero no distraerte cuando estás trabajando,  segundo  “pensar” antes de comprometerte a cualquier cosa que requiera tu tiempo si vas a poder hacerlo y tercero gestionar tu tiempo con una buena planificación.

el tiempo

La buena gestión del tiempo, es priorizar las actividades que te acercan a tus objetivos, si no tienes tus objetivos bastante claros, es muy difícil que sepas como debes gestionar tu tiempo. Algo muy importante es saber decir “no”, a personas que reclaman ese tiempo tuyo.

Yo quiero hablarte de tiempo de calidad, para disfrutar de él, no para trabajar más.

Tienes que tener en cuenta la Urgencia y la Importancia. Una cosa es urgente cuando debe realizarse inmediatamente, para la importancia de las cosas, tu debes darle el valor.Y también tenemos cosas que son importantes y urgentes.

Hay ladrones de tiempo, en esta época la televisión, el movil, las redes sociales en general nos hacen perder mucho tiempo. Tu puedes entretenerte, pero el tiempo no esperará y el tiempo perdido nunca se vuelve a encontrar (Benjamín Flanklin 1706-1790).

Cuelgate de una tarea y busca la solución, Planifícate para conseguir tus metas, si no planificamos es facil que se nos pase el día y nos desviemos de nuestros objetivos.

Ante las llamadas imprevistas de amigos, o planes que te surjan en el último momento aprende a decir “no” si sientes que te trastoca toda tu planificación y no puedes reorganizarla.

“Postergar”, no es una buena opción, debemos desterrar esta palabra de nuestro vocabulario, no es bueno dejar las cosas para el día siguiente o para más tarde.

El “perfeccionismo” algunas veces va en contra de nuestros logros, pues queremos hacer algo tan bien, tan bien que no nos damos cuenta que abandonamos otras cosas que son importantes. No merece la pena hacer las cosas tan perfectas, cuando te impiden avanzar.

El “desorden”, si organizas tu escritorio y te quitas de la vista lo que no necesitas, ganarás tiempo. Utiliza un sistema para archivar tus apuntes o documentos de trabajo, pon cada cosa en su sitio.

Controla en que gastas o malgastas tu tiempo, para saber en que gastas el tiempo, deberás anotar lo que haces cada día desde que te levantas hasta que te acuestas y el tiempo que empleas en ello, durante una semana.Te sorprenderá ver el tiempo que pierdes en las cosas sin importancia y seguro que la próxima vez gestionarás mejor tu tiempo y podrás aprovecharlo para tener más calidad de vida.

imágenes de Pinteres.